martes, 17 de marzo de 2009

MEDICINA PARA EL AMOR


Lo que enferma gravemente el Amor es tratar de cambiarlo, pues se convertirá en otra cosa que no es Amor. Por ejemplo, decimos: " Que linda esta ave, que hermoso plumaje, cómo vuela tan alto, que piruetas hace en el aire. La quiero para encerrarla en una jaula preciosa de oro y de perlas, donde ya no pueda volar”. Así es como se enferma el Amor.

" Que hermoso el río, tanta agua parece cantar. Ahora voy a hacer una represa, lo voy a contener, y aquel río será un gran lago artificial. " La alegría del río ahora sucumbe ante el concreto.
Que poco comprendemos, que poco apreciamos y cuidamos a los que nosotros mismos decimos amar.
" Que hermoso árbol, que bellas sus ramas. Mañana será mi mesa, será mi escritorio. Cortaré sus ramas y los haré leña, y de su fuego no saldrá ninguna flor."

¿Porqué seremos así como una corona de espinas , acaso amar es robarle al ser amado la dignidad de su ser ?

Amar es compartir, es sonreír. Amar es unir y jamás separar. Si tu lloras, yo seré tus lagrimas y sí tu estás alegre, yo seré tu sonrisa.

Que las aves vuelen tan alto como quieran volar, que el río pueda fluir. Y que se respete el sentir y el pensar.

El Amor no crece en las ataduras del garrote sino en la confianza y en la fidelidad, de ser tan sencillo, tan original, tan espontáneo, tan radiante como la eterna primera vez donde el Amor nació.
Visitanos en :

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada